Thursday, June 22, 2006

Siete

Hace calor, el aire está espeso e inmóvil y yo, que quiero esperar a que refresque un poco antes de ponerme a repasar para mañana, me digo que si te llamo, que total, ya hemos hablado esta mañana, y a lo mejor me pongo pesada, pero ¿y si te llamo? Así que me acerco al teléfono, voy marcando las cifras y me hago creer que aún me lo estoy pensando mientras termino de pulsar los dígitos. Luego los pitidos, y yo anticipando tu voz, y luego la mía, “pues nada, que he vuelto de la biblioteca y no hay nadie en casa, no sabía qué hacer, quería desearte suerte, y darte ánimos, que debes de estar hecho polvo de tanta fórmula y tanta historia, y bueno, decirte que hace calor, y que a veces pienso qué hago yo aquí, suspendida sobre una ciudad ajena en esta terraza enorme, y que ahora voy a ducharme y a repasar, y que mientras menos te veo, más ganas me entran de escribir…”. Van dejándose caer los pitidos, uno tras otro, y recuerdo que cuando yo era pequeña mi madre me dijo que debía esperar siete tonos antes de colgar, y siempre me he ceñido a esa regla, porque después de siete tonos, si alguien lo quiere coger, lo coge, y si no es tontería seguir insistiendo. “…y eso, pues nada, que no sabía qué hacer, que estoy contando bicicletas asomada al balcón, y como tengo las llamadas nacionales gratis, he pensado en llamarte, y que ahora seguramente bajaré a comprarme una leche merengada, y eso, que estoy bien, aburrida de estudiar y del calor, pero bien…” y termino de contarte eso mientras suenan los últimos pitidos, seis, siete, y luego cuelgo, y ya está.

6 comments:

noemi said...

Cuando al fin te animaste a llamar, no estaba o no contestó. ¡Ah que vida ésta!

Dani González Porcar said...

La decisión, una gran fatiga en una larga espera...

Un cordial saludo

Vienmay said...

Marina, si quieres te doy mi teléfono... yo contesto antes de la séptima palabra... si te apetece hablar, por despejarte y tal... si lo que querías era hablar sólo con la persona a la que llamabas... sigue insistiendo... solo 7 pitidos cada vez.
Un beso guapa

nUhN said...

Lo que no se dice es a veces lo más importante :)

Manuel Astur said...

Pobrecita mia. Espero que ya estés mejor

Marina said...

Siento no estar posteando nada nada... he estado estudiando un montón, y ahora que he terminado estoy taaaan relajada que la inspiración no encuentra hueco en mí.
Pero volveré. ¡¡¡Volveréeeeee!!! (Marina pintada de azul rollo Braveheart).
Besitos.